viernes, 25 de enero de 2013

El Canto Gregoriano

El canto gregoriano, llamado inicialmente canto cristiano es un tipo de canto llano utilizado en la litúrgia de la Iglesia Católica Romana.
El canto gregoriano es el resultado de la confluencia de la música greco-romana y la judía, ya que el cristianismo surgió de esas tres culturas. El canto gregoriano puede ser recitado en boca de un solista al que el pueblo responde, como en las letanías, o puede ser responsorial, alternando dos coros.
En su evolución encontramos cuatro periodos:
-Período de formación (I-VII).
-Período de difusión (VIII-XII).
-Período de decadencia (XIII-XIX).
-Período de restauración (XIX-XX).
Historia del Canto Gregoriano
La denominación del canto Gregoriano procede de atribuírsele su recopilación a el Papa Gregorio Magno.
Las características del canto gregoriano:
-Las partituras del canto gregoriano están escritas en tetragramas.
-Tienen un ritmo sometido ante todo el texto latino.
-Es una plegaria cantada y la expresión de una religiosidad.
-Es un canto monódico y a capella, interpretado por voces masculinas. Las voces lo interpretan en forma de coral o en forma solista.
-Están escritos en latín.
-Todas piezas gregorianas son siempre modales.
-Se suele hablar de tres tipos de canto gregoriano.
-La forma musical está definida por el contexto litúrgico en donde se interpretan las piezas.
-En este tipo de canto, la línea melódica, la línea melódica no es muy movible, es decir, no hay grandes saltos en la voz.
-El repertorio gregoriano es anónimo.

Además podemos encontrar varios tipos de canto gregoriano:
-Según la forma del canto pueden ser: estilo responsorial, estilo antifonal y estilo directo.
-Según el tratamiento melódico: canto melismático, canto silábico y canto neumático.
-Según el tipo de texto: bíblicos y no bíblicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario